Seleccionar página

Hoy celebramos el Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Piel, pero, ¿por qué es tan importante esta fecha? Porque solo en los últimos cuatro años las cifras de este tipo de cáncer han aumentado en un 40%, y cada año se diagnostican 150.000 casos nuevos.

Aunque debemos protegernos del sol durante todo el año, en verano cobra especial importancia porque los rayos tienen mayor radiación y estamos más expuestos. Por eso queremos, en un día como hoy, queremos aprovechar nuestro post para daros unos consejos para cuidar nuestra piel del sol. ¡Adelante!

1.Observa tu cuerpo

Nadie mejor que tu sabe cómo es tu piel. Por eso es importante que cada cierto tiempo (unos dos meses) revisemos nuestro cuerpo en busca de posibles manchas producidas por el sol.

Si detectáramos alguna, lo mejor es acudir al dermatólogo para descartar que se trata de un melanoma.

2.Elige el mejor fotoprotector para ti

Existen multitud de fotoprotectores, pero cada piel es diferente. Por eso, lo que os recomendamos en este punto es que acudáis a vuestra farmacia y os dejéis asesorar por el personal para escoger el que más se adapte a vuestras necesidades.

No obstante, no recomendamos que escojáis un factor inferior a 30.

3.Cuida de los más pequeños

Se recomienda que los menores de tres años no se expongan directamente al sol. ¿La razón? Su piel es más sensible y hay que evitar que se produzcan quemaduras solares durante la infancia y la adolescencia.

Además, tenemos que tener en cuenta que no hay nada mejor que predicar con el ejemplo. Si nuestros hijos ven desde pequeños que es muy importante protegerse del sol y echarse crema cada poco tiempo, ellos mismos incluirán esos hábitos en el futuro sin necesidad de que estemos pendiente de ellos.

4.Las gafas de sol, tu mejor aliado

No es suficiente con aplicarnos crema en el cuerpo, sino que los ojos también deben tener una protección extra frente al sol. Por eso, debemos llevar siempre con nosotros unas gafas de sol que nos protejan al 100% de los rayos UV y que tengan el certificado de la Unión Europea.

5.Evita las horas centrales del día

Ir a comer a la playa o a la piscina puede parecer un bonito plan de fin de semana, sin embargo, ojo, debemos evitar la franja de las 12 de la mañana a las 4 de la tarde, ya que es cuando la radiación es más alta.

Además, la Agencia Estatal de Meteorología dispone en su página web de los índices ultravioletas e infrarrojos. Esto nos puede servir para planificar las actividades al aire libre y evitar los días de mayor radiación para evitar la exposición directa al sol.

Todos estos consejos son muy sencillos, pero si los seguimos y los incluimos como hábitos, estaremos protegiendo nuestra piel para evitar que aparezcan manchas que no deseamos.

Traducir